Información para familiares

lgunas veces no es obvio como tendrías que reaccionar si una persona de tu entorno está en una relación violenta. Especialmente es difícil si tienes una relación estrecha con esta persona y aún más si conoces la persona violenta. Surgen preguntas como "¿Como puedo ayudarla/le/lo?" y "Es simple, ¿porque no se separa?".

La situación de la persona afectada es muy complicada. Para familiares y el entorno social puede ser difícil entender porque la persona afectada aguanta a la violencia durante tanto tiempo. Existen muchos factores que pueden complicar una separación:

  • Personas afectadas se sientan impotentes e indefensas/es/os debido al abuso emocional (por ejemplo, manipulación, control, amenazas y juegos de poder). Esta violencia psíquica no es reconocida durante mucho tiempo.
  • Personas afectadas esperan que la situación se mejora y extrañan los "tiempos buenos". Al principio parejas toxicas a menudo tratan a sus víctimas con mucho cariño, mucha pasión y empatía.
  • Personas afectadas tienen miedo de separarse de su pareja (debido a amenazas, intimidación o violencia física o sexual)
  • Personas afectadas son dependientes de su pareja (la pareja controla las finanzas, tienen hijas/es/os juntas/es/os o viven juntas/es/os)

Familiares, amigas/es/os

Como la familia y amigas/es/os son el primer lugar donde personas afectadas buscan apoyo es muy importante que reacciones de una manera empática y de apoyo. Esta guía te puede enseñar cómo reaccionar en situaciones parecidas:

Infórmate: Cuanto más sabes sobre las formas de violencia y sus consecuencias lo mejor podrás dar apoyo. Es muy importante no enrostrarle nada a la persona afectada y no hacer ninguna presión sobre la persona. Personas afectadas deben sentir que alguien los escucha y los entiende.

Esto es violencia doméstica

No tienes culpa

Ayuda en tu región

Familiares, amigas/es/os o personas cuales fueron testigo de violencia doméstica pueden contactar a un centro de consulta a víctimas.

  • Escuche: No es fácil, escuchar descripciones de violencia. Puede entristecer, agobiar y puede robar mucha energía. Esto último es especialmente cierto cuando las dinámicas en la relación no se cambian y la persona afectada te cuenta lo mismo una y otra vez. Aunque te sientas frustrada/e/o no debes decir cosas como "¡Simplemente te tienes que separar!" o "¡No entiendo como le perdones cada vez!". Escuche bien e intenta crear un espacio donde la persona afectada se puede sentir segura y tranquila.
  • Ofrece ayuda concreta: Lo que necesita la persona afectada es muy individual. Puede ser útil preguntar "¿Como te puedo apoyar?". Pero no te sorprendas ni te impacientes si no es capaz de responderte. Relaciones violentas pueden dejar a una persona incapaz de actuar o de tomar decisiones. Ofertas de apoyo muy concretas suelen ser apreciadas. Por ejemplo, darle a la persona su propio acceso a Internet, un teléfono propio, guardar evidencia (fotos, diarios) o ayudarle a organizar citas u obtener informaciones. Ayudar con una "coartada" o acompañar la persona a los centros de consulta profesional son buenas ofertas concretas de ayuda.
  • Ten paciencia: Una relación abusiva roba energía, paraliza y enferma. Buscar o aceptar ayuda y una separación necesitan mucha fuerza, valor y a menudo varios intentos. Cuanto más tiempo lleva la persona en la relación, más difícil será la separación. Si tiene hijas/es/os, comparte piso con la pareja o es dependiente económicamente, la separación es aún más difícil. Así que no esperes que la situación mejore rápidamente. Se necesita paciencia.
  • Evita confrontación: Puede llegarte el impulso de confrontar a la persona violenta, especialmente si la situación no se mejora y el abuso no para. Por favor, no lo hagas. Puede ser muy peligroso para la persona afectada de la violencia. La persona violenta puede castigarla con más violencia o hacer todo lo posible para que la pareja ya no tenga contacto contigo y otras personas. Si has llegado a tus límites y ya no sabes cómo puedes ayudar, búscate apoyo en los centros de asesoramiento para víctimas.

Entorno ampliado

"Mi vecina llamó a la policía cuando escuchó gritos. Dentro de cinco minutos la policía estaba delante de mí puerta. Me alegré tanto que hayan venido, pero yo jamás los habría llamado."

¿Alguna vez has visto actos de violencia en tu barrio, lugar de trabajo o escuela/universidad? Esto puede agobiar mucho.

Por ejemplo,vit si escuchas gritos o ruidos sospechosos a menudo en tu barrio es apropiado y a veces necesario con urgencia que llames a la policía (número de emergencia: 112 o 117). El numero para la ambulancia es 144.

Si encuentras a una presunta víctima sola, ya sea en la escalera, en la cafetería o en el patio del colegio, puedes preguntar la persona con cuidado sobre la situación. Sin embargo, es muy importante proceder con delicadeza (por ejemplo, con preguntas como "He oído/escuchado algo y estoy preocupado. ¿Puedo ayudarles de alguna forma?")

Si no estás segura/e/o de cómo proceder, también puedes documentar los incidentes en tu entorno y hablar con un centro de consulta profesional: Ayuda en tu región